Con la entrada de hoy, nos gustaría inaugurar una nueva sección, que hemos llamado Antes & Después, y que pretende servir de inspiración para aquellos que se planteen reformar su casa, o adquirir una con la idea de cambiarla por completo.

Pretendemos mostrar el potencial de ciertos espacios, ya que no sólo las ventajas fiscales que nos otorga el hecho de reformar, son un aliciente a la hora de hacerlo, sino también la idea de convertir el espacio adquirido, en aquello que imaginemos, en lugar de adaptarnos a lo que hemos encontrado.

El punto de partida es un salón anticuado, pero con posibilidades, ya que es un espacio bastante acogedor. Además de la evidente necesidad de cambiar los materiales, renovar las ventanas también parecía importante.

En la reforma, se opto por imaginar un espacio agradable y luminoso, donde se apostó por los tonos claros, mezclados con madera natural. Se renovaron las ventanas, cambiándolas por otras de madera blanca,  y las vigas del techo también pasaron a ser blancas, gracias a una simple mano de pintura. En el suelo se utilizó un laminado en un gris claro azulado, que casa a la perfección con los textiles del salón.

* En el apartado “nuestras reformas”, encontraréis algunos casos similares a éste, que hemos llevado a cabo en los últimos años.

* En “ayudas”, os podréis hacer una idea de las ventajas fiscales mencionadas en el post.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad