Es frecuente disponer de un aseo de dimensiones reducidas, así que a la hora de reformar nuestra vivienda, tenemos que pensar en optimizar al máximo el espacio.

Los sanitarios pequeños, y volados, serán nuestros aliados, y en el ejemplo que mostramos, el optar por la mezcla de madera y pintura blanca, aporta una sensación de sencillez, positiva en los espacios pequeños.

El hecho de que el espejo ocupe todo el ancho del baño, nos hará percibirlo más grande, y su optimización ha sido máxima, gracias a la creación de un pequeño estante, hecho en la pared.