Seguimos presentando ejemplos del “Antes & Después” tan significativo que hemos visto en algunas viviendas. Si en el último ejemplo que mostramos, el uso cambiaba, ya que una buhardilla se convertía en dos dormitorios para niños, hoy ese cambio va más allá, ya que muestra como podemos crear un baño, en el lugar que antes ocupaba un dormitorio. 

Cuando la familia aumenta, o simplemente hemos adquirido una vivienda para reformar, cuyo número de baños no se adapta a nuestras necesidades, optar por la creación de uno nuevo, no sólo nos solucionará la situación, sino que aumentará el valor de la vivienda en una posible venta.

En este caso, la intervención del equipo de fontanería, necesitará hacer la nueva instalación de desagües y conseguir presión de agua. El suelo puede picarse, o crear una pequeña plataforma para dar pendiente a las bajantes, y ocultar la instalación.

En el caso del ejemplo mostrado, se ha optado por mantener una imagen de baño muy actual, utilizando pintura plástica y cerámicos que emulan madera blanca y piedra.