La mezcla de estilos es tendencia. Añade, sin miedo, unas sillas de estilo opuesto al de tu mesa. Un simple gesto, que puede actualizar por completo tu comedor.

Fotos: miscasa