La primavera, por fin, se ha materializado, y es hora de dar uso a esos exteriores, que durante meses han permanecido escondidos. Más allá de muebles del jardín convencionales, los exteriores se visten de textiles coloridos, y piezas con personalidad, con los que disfrutar del tiempo libre.