El pavimento es el elemento protagonista en nuestra vivienda. Cambia totalmente su aspecto, y puede vestir la casa, con sólo escoger el más adecuado.

Cuando queremos apostar por algo clásico y efectivo, decantarnos por la madera será la mejor opción. Aunque actualmente tenemos en el mercado varias opciones que emulan su acabado (desde laminados a cerámicos), son muchos los que apuesten por el material noble, pese a que su precio sea considerablemente superior.

¿La tendencia? Rememorar el pasado, con anchos y largos superiores a los habituales, y acabados que forman diferentes composiciones, como dameros o espiga.

Fuente: nuevo estilo