A veces, un pequeño objeto puede inspirar la decoración entera de una casa, en este caso, fueron las conchas quienes pusieron a los dueños de esta fantástica vivienda, tras la pista de un interiorismo sosegado, con sabor a mar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad