Cuando el espacio es el mayor lujo, y la realidad es que nuestras viviendas se alejan de la tonelada de metros cuadrados que vemos en las revistas, tenemos que tirar de ingenio para conseguir estancias aprovechadas, y llenas de encanto.

Uno de los lugares que merecen nuestra atención es la cocina, ya que a menudo se convierte en el auténtico corazón de la casa. Te damos unos consejos para sacarle el máximo partido, si tu caso es el de una estancia mini.

– Optimiza su distribución. Piensa en su forma, y cuál puede ser la mejor opción de mobiliario, dependiendo de si es alargada, rectangular, o un espacio en L. Piensa bien como resolver las tres zonas; cocción, aguas y almacenamiento.

– Tonos claros. Al no podernos permitir tener grandes espacios despejados, tendremos que optar porque lo existente, se vea tan ligero como sea posible. Para eso, los tonos claros siempre serán una apuesta segura. Usar cristal en los puntos adecuados, también jugará a nuestro favor.

– Electrodomésticos compactos y polivalentes. Existe una enorme variedad de electrodomésticos de tamaño inferior al estándar, que serán perfectos para nuestras cocinas. Además, una buena forma de optimizar el espacio, es usando los nuevos 2 x 1, que hacen varias funciones, como es el caso de la lavadora-secadora.

Fuente. El Mueble