Si sois de aquellos que tienen verdadera fobia a que los aparatos electrónicos den la cara, os proponemos una idea para que la televisión resulte, visualmente, menos molesta. Un juego de blancos y negros, diferentes tamaños, y líneas rectas, la integra en la pared, con una inteligente decisión decorativa. ¿Qué os parece?.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad