A estas alturas de Otoño, el encendido de los aparatos de calor es obligado. Hoy queremos acercarnos a “el otro calor”, aquel que proporcionan los radiadores de diseño, que además de ser funcionales, resultan tremendamente estéticos. Las casas comerciales cada vez tienen una oferta más amplia en dimensiones y acabados. Os dejamos una pequeña muestra de lo que podemos elegir.

Los radiadores toalleros no tienen por qué ajustarse a lo que solemos ver. Aquí tenéis otra opción, que apuesta por la horizontalidad.

Hacer imperceptible el radiador, y decorar la pared. Una solución con truco.

Un elemento vertical, que resulta muy escultórico, en una pared a su medida. Una opción similar a una solución que acabamos de dar en uno de nuestros proyectos, y que en breve, os mostraremos. 

Fuente: nuevo-estilo