A menudo nuestros clientes, nos preguntan cómo solucionar el espacio del cabecero de la cama, cuando no tienen el espacio suficiente para colocar unas mesillas de un tamaño normal.

Hoy, en forma de imagen, proponemos una solución muy sencilla, con un cabecero vertical, que, para no perder ni un centímetro, puede ser papel pintado, con un par de repisas y lámparas de pared. ¿Qué os parece?.