Para todos aquellos a los que no les gustan los cerámicos al uso, resulta perfecta una de las tendencias que más nos gustan para suelos; la de utilizar pavimentos en sitios puntuales, que conservan la belleza de lo antiguo. Los suelos hidráulicos son los abanderados de esta causa, y podemos conseguirlos nuevos, con motivos renovados, si nuestra vivienda no tiene la suerte de contar con ellos en alguna estancia.

Ya os hemos enseñado como hemos conseguido hacerlos protagonistas en una de las últimas reformas que hemos llevado a cabo, pero ahora os dejamos con unas cuantas fotografías inspiradoras, para que os terminéis de enamorar de la imagen que otorgan, por ejemplo, a cocinas y a baños.

Fuente: nuevo estilo , Zelart