Os dejamos con una fotografía, que da muchas pistas de cómo obtener un lugar de almacenaje, sin recargar el espacio. Podría ser aplicable a un pequeño baño, con lavabo exento, donde un mueble al uso resultaría demasiado pesado. Además, en este caso, podemos aprovechar la escalera, también, como toallero, si la customizamos de una forma un poco diferente, dejando algunos peldaños, en lugar de cambiarlos todos por cajones.

Fuente: mi casa revista

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad