A veces, el dormitorio no es un espacio exclusivamente dedicado al descanso. A menudo, por déficit de espacio, tenemos que idear soluciones prácticas, para optimizar cada centímetro de la casa. Hoy os proponemos dos soluciones, para que el dormitorio albergue actividades relacionadas con él, pero que suelen estar separadas.

DORMITORIO CON BAÑO

En este caso, parte del baño se desplaza a la zona de dormir, y se separa, de una forma muy decorativa, con una cortina cuya forma, recuerda a la de las bañeras antiguas. Si o animáis a hacer algo así, al tener un baño mini, y necesitar más amplitud en él, os aseguramos que la zona de lavabo en una habitación, funciona.

DORMITORIO CON VESTIDOR

Cada vez estamos más acostumbrados a ver el vestidor integrado en la habitación, pero nos encanta la forma de hacerlo que propone la foto. El cabecero se separa de la pared, para dejar ese espacio a burros donde colgar ropa, y algunas baldas. Una solución que además de práctica, es decorativa.