Una zona concebida para el descanso, tiene que tener una iluminación que incite a él, por eso, a la hora de reformar nuestra vivienda, es importante que prestemos especial atención al qué, cómo, y dónde, a la hora de colocar los puntos de luz.

No nos gusta colocar luz cenital, aunque sí apoyar la zona de armarios con una luz halógena en el techo, que se oriente hacia ellos, además de, como solemos hacer, colocar tiras led en su interior.

Para la cama, lo mejor es optar por lamparas de noche sobre las mesillas, o bien, apliques en pared, como ya os hemos comentado en alguna entrada. Además, si sobre el cabecero se cuenta con alguna balda o estantería, su parte inferior es el lugar perfecto para situar un par de puntos de apoyo.

iluminacion1_1g_axioma