Hoy dedicamos el post a una de esas viviendas urbanas en las que cada centímetro cuenta. Un apartamento-estudio masculino que en un mismo espacio aúna salón-cocina-dormitorio y baño dividido en dos plantas abiertas de forma muy creativa.

apartamento-duplex-blog-axioma-06

En la planta baja se sitúa la entrada, el pequeño salón o zona de estar y la cocina, integrada de forma muy inteligente con el resto, por un lado gracias al empleo del mismo material que el mueble de TV (madera clara) y su ubicación en la misma línea; por otro, aportando un toque de color rojo en el frigorífico que a juego con la alfombra de la zona de estar, lo que aporta continuidad al conjunto.

apartamento-duplex-blog-axioma-04

apartamento-duplex-blog-axioma-07

apartamento-duplex-blog-axioma-08

apartamento-duplex-blog-axioma-09

A la primera planta, en la que se sitúa el dormitorio principal y el baño, se accede por una curiosa y original escalera de caracol oculta en un pasamanos negro.

apartamento-duplex-blog-axioma-10

A medida que se accede al dormitorio superior, la escalera se va cubriendo en una caja de madera similar a la del mobiliario de la planta inferior, uniendo estéticamente ambos planos.

apartamento-duplex-blog-axioma-00

A diferencia de la planta inferior, en la que el blanco, rojo y beige se van combinando alternativamente, en la zona de dormitorio los tonos se oscurecen: un armario y una base de cama negras (a juego con la ropa de cama) predominan sobre el resto de paredes blancas.

apartamento-duplex-blog-axioma-05

apartamento-duplex-blog-axioma-02

Para dar amplitud al espacio, una barandilla de cristal separa el dormitorio de la planta baja, ofreciendo una vista del sofá y la pared de ladrillo inferior al asomarse por ella.

apartamento-duplex-blog-axioma-01

En resumen, un apartamento muy masculino perfectamente diseñado para aprovechar el espacio sin agobiar. ¿No querríais uno?