Cliente: Carmín Millenium.

Descripción:

En esta cafetería heladería hemos intentado huir de la decoración típica de este tipo de locales manteniendo ciertos elementos necesarios para la actividad del día a día. Uno de estos elementos es el friso perimetral que hemos colocado. Huyendo de las soluciones tan vistas en madera, propusimos dar un guiño creando unos motivos decorativos con azulejo imitación hidráulico en tonos pastel. En la zona de mostrador, una chapa de metal barnizada cubre todo el frente y le da al espacio un aire industrial a la par que cálido. En el salón interior, el protagonismo lo encontramos en el techo, con las lámparas suspendidas de distintos tamaños y en colores pastel a modo de “topitos”, que se convierten en la seña de identidad de este local.