Cliente:
Particular.

Descripción:

En esta ocasión nos encontramos con una vivienda donde el cliente buscaba un aire nórdico pero con un toque de calidez. El suelo, en castaño y de gran formato, se convierte en el eje conductor de la vivienda y en su seña de identidad. La cocina, abierta al salón, se ha concebido como un elemento decorativo más donde las puertas, de inspiración provenzal, se integran perfectamente con el resto de la estancia. Los baños, con suelo con baldosa imitación hidráulico y paredes con azulejo de metro biselado en blanco brillo, buscando siempre la luminosidad pero con un punto de personalidad nada estridente.