Juego dicromático para la reforma y modernización de esta vivienda en una calle céntrica de Madrid

Hicimos la reforma completa de esta vivienda situada en un edificio de principio de siglo pasado, en uno de los barrios históricos de Madrid. A pesar de su relativo buen estado de conservación, el interior necesitaba un rejuvenecimiento. El típico estilo ochentero de origen estaba ya pasado de moda y deslucido, con demasiada carpintería de madera oscura que quitaba luz y añadía pesadez al espacio. Aparte de renovar toda la fontanería y la instalación eléctrica, aislamos acústicamente el muro medianero. Para el nuevo interiorismo, optamos por un juego dicromático en toda la casa, privilegiando los colores claros, para dar luminosidad al conjunto, interrumpidos con toques de antracita. Completamos con un mobiliario minimalista, fabricado a medida, para reforzar la sensación de amplitud, y cambiamos el suelo original por un parquet liso en tonos miel. También hemos optado por una iluminación indirecta, mediante techos foseados con tiras LEDs.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad