Estamos cansados de oír hablar de ellas, pero ¿sabemos realmente sus ventajas cuando decidimos instalarlas en casa?.

Las lámparas led están compuestas por la suma de múltiples ledes, para conseguir una intensidad luminosa igual que otro tipo de foco. Sus ventajas son evidentes; consume un 90% menos que una lámpara normal, dura 50.000 horas, frente a las 2.000 horas de una bombilla halógena, son muy sencillas de reciclar, y no contienen sustancias dañinas.

A esos datos, además, debemos añadir que no se calientan, ni se funden, ni se rompen, y que además, la luz que producen se adapta a nuestras necesidades, ya que podemos conseguir tanto luz cálida, como una luz más fría.

Nos permite conseguir una iluminación global, así como destacar determinadas zonas, e incluso mobiliario. Aunque su precio es superior al de un foco normal, las posibilidades estéticas que ofrece, son también muy superiores. ¿Te animas a cambiar?.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad