Para los amantes de la sencillez, hoy os acercamos una casa muy cálida, en la que el encanto de su decoración navideña, radica en la sutileza. Los espacios, blancos y en madera, con ciertas piezas de diseño, transmiten una sensación de casa vivida, que nos encanta. Nos gusta mucho, también, lo que transmiten las mantas y alfombras de pelo. Un gesto muy simple, que potencia la idea de hogar.

¿Qué os parece?. ¿Os gustan las decoraciones clásicas, u os apuntáis a esta corriente nórdica?.