¿Qué hacer cuando la no tenemos espacio, y la mesilla de noche de nuestro dormitorio va a ser anecdótica?. Liberarla.

Lo habitual es necesitar una luz puntual próxima a la cama, que facilite la lectura nocturna, pero cuando la habitación no cuenta con espacio suficiente como para situar mesillas de noche, o éstas van a ser verdaderamente pequeñas, pensar en apliques como manera de iluminar el dormitorio, puede ser una opción satisfactoria. Así, no restaremos espacio a la mesa, pero tendremos un punto de luz muy útil.

Podemos decantarnos por diferentes opciones, desde lámparas fijas, hasta extensibles y orientables, así como flexos con aire vintage, o lámparas con tulipas de tela, que potenciarán la decoración del cuarto.

Fuente: mi casa revista

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad