Si echas la vista atrás seguro que ves tu infancia pasando las horas en el parque subido a un columpio, mientras más impulso cogiese mucho mejor. Con los años el columpio hemos tenido que dejarlo a las nuevas generaciones, aunque seguro que a más de uno le sigue gustando la idea de balancearse, así que ¿por qué no utilizarlo dentro de casa? Sin duda puede ser un elemento decorativo de lo más original, y si además está bien anclado puede seguir haciendo las delicias de los más peques de la casa.

Para empezar puedes elegir entre ubicarlo dentro o fuera de la casa, si tienes un jardín o porche quedará estupendo y si no es así, colocarlo en el salón o en la habitación de los niños también será una buena opción.

Una vez elegida la distribución hay que decidir los aspectos estéticos que siempre deben ir acorde con el resto de la decoración. Por ejemplo, hay que valorar si su forma será una simple tabla sujeta con dos cuerdas o si por el contrario será una estructura mucho más elaborada como una semiesfera. También hay que será importante tener en cuenta los colores del asiento y los soportes y de los complementos como los cojines en el caso de que los hubiese.

Como veis hay muchas opciones para dar un toque original a nuestra casa, y los columpios son una buena opción para lograrlo.

axioma-columpios-03 axioma-columpios-02 axioma-columpios-04 axioma-columpios-05

 

Fuente: www.airesdedecoracion.com – www.compartimosunbrunch.com – www.tuzvbiber.blogspot.com – www.decoesfera.com -www.blancovintage.blogspot.com – www.freshome.com – www.persoonallinen.blogspot.com