Terminamos la semana con un poco de inspiración sobre exteriores, y queremos comenzar ésta, mostrando un proyecto realizado en Madrid; la reforma de un ático, en concreto, de su estupenda terraza.

Desde el principio, quisimos sacar el máximo partido a este espacio, ya que sus dimensiones eran considerables, y en la época de buen tiempo, podría convertirse en el corazón de la casa.

Queríamos romper con la imagen de ladrillo visto que dominaba los alrededores, y crear unas paredes claras y lisas. Además, abrimos un hueco de ventana en la pared, para volcar más luz hacia el interior de la vivienda.

Buscamos que el mantenimiento fuese mínimo, y esa decisión fue fundamental, a la hora de elegir materiales y acabados.  Las paredes se cubrieron con una capa de cemento, y se pintaron de blanco. Para ganar privacidad, colocamos una verja en el mismo tono.

Quisimos delimitar las diferentes áreas y su uso, simplemente mediante el pavimento. Nos decantamos por unas losetas en un tono claro para la zona de estar, que recibe la sombra de un toldo, dejando algunas áreas libres para situar césped artificial, que junto con unos grandes maceteros, pone el toque verde en el espacio.

La zona del jacuzzi y la barbacoa, se delimitó con madera para exteriores. Además, se prolongó la superficie donde se sitúa el jacuzzi, para crear una pequeña barra, que sirve como apoyo a la zona de comer.

En esta foto de detalle, podemos ver como en ciertos puntos, el vallado puede abrirse, y observar también toda la franja que recorre la terraza, en la que se situaron unos pequeños maceteros, con la idea de que ésta, vaya siendo más verde, con el paso del tiempo.

¡Y así era antes!. 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad