Si queremos que nuestra reforma sea un éxito, no sólo en cuanto a su ejecución, sino también a su apariencia,  es fundamental organizar una coherencia estética de los materiales que utilizaremos. Aunque haya muchos que nos atraigan, es vital hacer una selección para evitar saturar los ambientes.

En el caso de este salón, es importante la gama cromática elegida, y el carácter neutro y natural de sus materiales.

Un caso similar es el de esta vivienda, que reformamos en Madrid, en la que la idea era conseguir un ambiente actual, de líneas rectas, pero que fuese al mismo tiempo clásico y atemporal. Para ello fue importante decantarse por suelos de madera, y optar por colores que partiesen del blanco, hasta llegar a diferentes tonos de gris piedra.

Como los propietarios querían decantarse por muebles bastante modernos, pusimos el énfasis en conseguir un espacio muy poco recargado, para que el resultado final fuese satisfactorio.

Detalle de los materiales y colores.