Aunque nos encantan las cocinas neutras, hoy queremos mostrar unas cuantas cocinas a todo color, que llenan el espacio de vitalidad.

¿Qué os parece la idea de añadir cristal con color?. Nos encanta el optimismo que aporta al espacio, y su facultad para reflejar y potenciar la luz. Se comporta a la perfección contrastando con otros materiales, como en el caso de la segunda foto, donde no sólo las texturas son opuestas, sino también los colores.

Dar todo el protagonismo al mobiliario, es una opción muy acertada. En estos ejemplos, la cocina se viste de azul, y del equilibrio se encarga el uso de la madera y del color blanco.

¿Y la idea de apostar por líneas rectas y una concepción muy minimalista, pero utilizando un color intenso?. En el ejemplo que mostramos, la opción ha sido un verde claro en acabado brillante, acompañado por una encimera de Silestone blanca, y algunos muebles de madera clara.

Para un efecto más sutil, también tenemos la opción contraria, en la que el color aparece, con toda su fuerza, en la encimera. Una apuesta menos atrevida, pero igualmente efectiva. Esta vez, es un tono puro de rojo, el que toma el protagonismo, frente a la madera de wengé, y muebles de acero.