Hacía tiempo que no analizábamos el diseño de una vivienda completa en este blog, así que hoy elegimos para su estudio esta residencia de verano ubicada en la ciudad de Cap d’Ail, muy próxima a Mónaco.

Se trata de un refugio vacacional de estilo contemporáneo que busca proporcionar paz y tranquilidad a sus propietarios durante sus estancias vacacionales en la Riviera francesa.

Para alcanzar este objetivo  la distribución interior se centró especialmente en integrar los espacios de almacenamiento en volúmenes compactos de diseño limpio y estética minimalista, logrando así que todo quede oculto y evitando el caos visual que suelen provocar los objetos dejados a la vista.

residencia-de-verano

Los materiales en tonos arena están presentes en los suelos de madera  y en algunas piezas de mobiliario del comedor. Junto a ellos, el azul turquesa emulando al mar  irradia vida a esta segunda vivienda mediante destellos de color sobre superficies de vidrio, mamparas y en pequeños complementos textiles como cojines o plaids de cama, aportando el acento de color al salón y dormitorio.

residencia-de-verano

residencia-de-verano

Por último el blanco nieve, elegido como tonalidad base de la decoración, armoniza el conjunto de paredes a techos cobrando un especial protagonismo en la cocina, donde un frente lacado en blanco de línea minimalista proporciona amplitud al apartamento.

residencia-de-verano

residencia-de-verano

En definitiva, un espacio de descanso y desconexión donde el diseño está al servicio de la simplicidad.

residencia-de-verano

Fuente fotografías : freshome.com